¿Y por qué una nueva reglamentación de datos?

En la 5ª MeetUp de WordPress Ourense di una charla relacionada con un tema aburrido… legislación. Me estrené en el escenario después de muchos años fuera y me quedé con la satisfacción de que le hice entender a los asistentes que no le hacíamos caso alguno a la legislación, y que en Mayo de 2018 se implantaba definitivamente una normativa europea que había que cumplir sí o sí.

Pues en aquel momento nos parecía que sobraba el tiempo, y aquí estamos seis meses después y a menos de un mes del fin de plazo y todavía estamos a vueltas sin saber que hacer. Que conste que la culpa no es solo nuestra como desarrolladores o encargados de webs, sino también de nuestros legisladores que hace apenas seis meses presentaron el Proyecto de Ley y ya sabemos que no va a estar en vigor para el 25 de Mayo, así que luego habrá que seguir corriendo para readaptar las webs a lo que salga.

En aquella ocasión salí convencido de lo que ya me imaginaba, no teníamos mucha idea de que era esa historia, sabíamos que había un cuadradito que marcar para quitar la franja esa que estorbaba (y no funcionaba de acuerdo con la ley) y finalmente pues que era un estorbo.

Pero que cosa más aburrida, tratamientos, niveles de seguridad, registros, libros, destrucción de soportes e inventarios con seriales, vamos que deben pensar que manejo los datos del CNI.  Pero si yo lo que quería era hacer un blog para contar unos chistes y subir las puñeteras fotos de gatitos que todos dicen que es la fórmula mágica para que todo funcione. Ahora resulta que voy a tener que contratar un abogado y un notario… Paso de Blog, las fotos de gatitos borradas que resulta que a lo mejor tienen derechos de autor y los chistes con los colegas y una caña.

Pero mira lo que son las cosas, seis meses después pues ya no pienso lo mismo, me sigue pareciendo un estorbo y estoy convencido de que cuatro gatos serán los que lean eso, pero después del escándalo de Facebook y de ver como la gente se rasga las vestiduras por algo que a mi me parecía más que evidente comprendo que aunque a la mayoría no le importe, tenemos que respetar a las personas que con otro criterio desean conocer que saben de ellos las empresas que nos ofrecen sus servicios, a lo mejor sopesan los pros y los contras y deciden que prefieren prescindir de servicios y mantener su privacidad a salvo.

Me parece que la educación al usuario la deberían dar en las aulas de los colegios, antes de que los niños se creen el primer perfil falso en una red social y se pongan a tiro de depravados, y no obligar a un tendero que quiere promocionarse a convertirse en educador.

Respondiendo a la pregunta, por qué una nueva ley si ya teníamos una que no cumplíamos. Pues porque justamente a la anterior no le habíamos hecho caso, nadie se molestó en educarnos, en cada país de Europa se implementó como le dio la gana al legislador y jugamos a ver quien la hacía más difícil de cumplir (creo que España e Italia estaban en cabeza) y así nos daban la excusa para no cumplirla por imposible.

Ahora nos dicen algo así como: amigo, lo que legislamos antes no había quien lo cumpliera, mucho papeleo y llaves y candados que al final terminaba siendo inmanejable, no se podía implementar. Ahora vamos a hacer algo más sencillo, tu eres el responsable, encárgate de cuidar tus datos y si metes la pata, pues atente a las consecuencias. Aprende tú y explícale a tus usuarios lo que haces, no como antes que no tenías ni idea de que era lo que hacías pero sabías que si llegaba un inspector con mostrarle los libros que tenías en un armario estabas cubierto.

Así que amigos, vamos a tratar de entender lo que tenemos que hacer y el por qué, le encontraremos más sentido y lo haremos con más cariño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA DE PROTECCIÓN DE DATOS

  • RESPONSABLE: José Luis Losada
  • FINALIDAD: Gestión de comentarios y valoraciones
  • LEGITIMACIÓN: Tu consentimiento
  • DESTINATARIOS: se almacenarán en los servidores de SiteGround y no se comunicarán a terceros salvo por obligación legal.
  • TUS DERECHOS: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad.
Amplía la información en nuestra Política de Privacidad.